¿Es cierto que cenar mariscos es malo?

¿Es cierto que cenar mariscos es malo?

¿Es cierto que cenar mariscos es malo? 1024 536 Fred's House Cancun

Existen muchas creencias alrededor de consumir este delicioso alimento del mar. Tan versátiles y sabrosos como temidos y respetados, los mariscos suelen consumirse con discreción aún por los más fervientes de sus admiradores.

Pero, ¿qué tanto hay de verdad en todos esos mitos que rondan a los mariscos?

Langostas, camarones, cangrejos, gambas, ostras, mejillones, almejas, vieiras, calamares y pulpos, todos ellos tienen en común, además de poseer un exquisito sabor, una serie de propiedades que los convierten en apetitosos ingredientes para infinidad de platillos, tanto fríos como calientes.

Si te gusta comer mariscos, puedes estar seguro de que te estarán aportando una gran cantidad de proteínas; minerales, como potasio, sodio, yodo y magnesio, hierro y calcio; y vitaminas, como la vitamina E, ácido fólico y vitamina A. Además, los mariscos son ricos en ácidos grasos polinisaturados y son bajos en calorías, pues cada 100 gramos no llegan a alcanzar ni las 100kcal.

Es un hecho que son una buena opción para una dieta saludable y balanceada.

Pero entonces… Cualquiera creería que con estas características los mariscos son un alimento ideal, ¿cierto? Entonces, ¿por qué existen las creencias de que son dañinos?

Si bien es cierto que para algunas personas su consumo debe estar restringido, por ejemplo quienes sufren de hipertensión, ya que su alto contenido en sodio está contraindicado con esa condición; sin embargo, no todas nuestras creencias respecto a este producto siguen estando vigentes. Por cierto, en lo que respecta al contenido en sodio, éste se reduce cuando el marisco se consume fresco.

Mitos alrededor del consumo de mariscos

Queda claro que los mariscos son imprescindibles en nuestra dieta, pero existen también muchas reservas en lo referente a su consumo.

Se dice que cenar mariscos es malo, que no se deben consumir en los meses sin “R”, que si son altos en colesterol, que si es mejor comer almejas, que si no es recomendable dar mariscos a los niños, que si no se debe consumir durante el embarazo… Todos estos mitos tienen algo de verdad y algo de mentira, vamos a ver algunos de ellos.

Cenar mariscos es malo. ¿Verdad o mito?

Se dice que cenar mariscos es malo porque “caen pesados”.

Bueno, puedes estar tranquilo de que esto se trata de un tabú que se ha transmitido de generación en generación, aunque en sus orígenes sí tenía sentido. Esta idea puede venir del pasado, cuando los métodos de refrigeración no permitían mantener ciertos productos perecederos en buen estado durante mucho tiempo. No se recomendaba cenar mariscos pues se creía que pasado todo el día desde su pesca, los mariscos ya no estaban en condiciones adecuadas para su consumo. Esto es totalmente verdadero, pero ya no es vigente.

Actualmente, con el avance de la tecnología y las técnicas de conservación de los alimentos, mismas que se han ido perfeccionando para conseguir que el sabor y el aporte nutricional permanezca lo más intacto posible, la creencia de que cenar mariscos es malo puede ser descartada. En realidad, no hay nada que te impida disfrutar el sabor de tu platillo del mar favorito, ¡a cualquier hora del día!

Lo mismo ocurre con el mito de no consumir mariscos en los meses sin “R”.

Este es un mito que también se generó por la falta de métodos confiables de refrigeración, lo cual impedía conservarlos durante mucho tiempo en aquellos meses en los que el calor es más intenso, que son los meses de mayo, junio, julio y agosto.

Sin embargo, de cualquier modo, se recomienda que el consumo de mariscos durante el verano sea únicamente en establecimientos confiables donde la calidad y frescura del producto esté garantizada. Y, para los más pequeños, es importante tomar en cuenta que, sin importar las enormes cantidades de nutrientes que aportan los mariscos, no se recomienda su consumo en menores de dos años sin autorización de su pediatra, pero pasados los dos años y con la seguridad de que no existen alergias, su consumo es recomendado para todos.

Así que, dile ¡hola! a
Si quieres probar las mejores especialidades de la cocina del mar en Cancún, ven a Fred’s House, el seafood favorito donde podrás disfrutar exquisitos platillos de la cocina costeña latinoamericana, una gran variedad de langostas, excelente servicio, ambiente casual y kids club.

¡Reserva tu mesa o tu villa en la terraza hoy mismo!